Design / Gastronomy 3 weeks

De comer en lineal a comer en circular

Hace un par de semanas hablamos de La Biblioteca de las Cosas y de la economía circular, una propuesta alternativa al modelo económico y de consumo actual. Sabemos lo necesarios que son este tipo de proyectos y, por eso, hoy queremos hablar de gastronomía circular.

El sistema alimentario global es uno de los sectores que contribuye de forma clara al calentamiento global. Aplicando la gastronomía circular sobre cómo producimos y gestionamos los recursos alimentarios, en 2050 se podrían reducir a la mitad las emisiones previstas.

Actualmente se lanzan 1,3 millones de toneladas de comida cada año. El sector FoodService tiene una capacidad de influencia enorme dentro del sistema alimentario y por eso juegan un papel protagonista en el cambio de modelo.

En la comunidad de Poblenou Urban district hay muchos proyectos que creen que el cambio de paradigma en el modelo de alimentación es posible y es urgente. Sobre gastronomía circular, el restaurante Leka y IaaC|Fab Lab saben mucho.

Leka (1984) replanteó su modelo en 2014 y poco a poco, se ha convertido en un restaurante 100% consciente en todos sus procesos. A través del honest food, acercan a todos los comensales que pasan por el restaurante la necesidad de tener y desarrollar una conciencia sostenible real, informada y que abarque el máximo de aspectos de nuestra vida cotidiana.
¿Cómo? Mediante tres premisas: Bio-Eco-Km0. Seleccionan y visitan a sus proveedores locales para garantizar que comparten la misma visión. Los vegetales provienen de un huerto propio y reducen el 70% en transporte gracias al aprovechamiento total de los animales ecológicos y pesados.
A su vez, buscan educar a la gente a través de la comida compartiendo recetas y compartiendo también los diseños realizados para ellos por IaaC|Fab lab Barcelona.

Fab Lab Barcelona forma parte del Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC) y es uno de los 10 labs de co-creación del proyecto europeo SISCODE que promueve los valores de cooperación y los principios de diseño abierto y colaborativo en los que se involucre a los ciudadanos en proyectos de transformación social.

Hace aproximadamente 1 año pusieron en marcha ‘El Barri Circular’ aquí, en Poblenou. Se trata de un un proyecto circular, colectivo y creativo para la reducción y el aprovechamiento de residuos. A través de varios eventos, conectó a productores, restaurantes, consumidores y (re)makers para descubrir y explorar diferentes modelos de transformar los residuos orgánicos en productos biodegradables. De este modo, cáscaras de huevo, café o la cáscara de la frutare cogidas en restaurantes como Leka o Sopa, pasaron a ser objetos creados mediante la impresión 3D. También se creó una bici-cargo para facilitar la recogida de residuos orgánicos en el barrio y otras acciones como medir el desperdicio evitado durante la semana de los residuos, entre otros.

 

Desde Poblenou Urban District celebramos que nuestros asociados construyan un mundo más sostenible, ¡os contaremos más sobre otras iniciativas!