Music 5 months

Hecho en casa y en familia

Reinventarse o morir, dicen. Más o menos eso es lo que estamos haciendo todos desde casa, ¿no? Unos aprenden a cocinar, otros a pintar o a tejer y hay quienes se embarcan en nuevos proyectos. Este último es el caso del sello discográfico Family Matters, creado en casa y en familia durante el confinamiento por Valentina, Miguel y su hija de 5 años Mia.

Valentina (aka Tina Pravo), es diseñadora gráfica y produce eventos con Pianobar. Su marido Miguel (aka Miguelito Superstar), es dj, productor y cantante de Fundación Tony Manero y su hija Mia cursa P5 en la escuela La Mar Bella y va a la clase de Els Bombers.

Además, Miguel dirige Nación Funk, un estudio de composición, producción y grabación musical asociado a Poblenou Urban District en el que también imparten talleres y master class enfocadas a la difusión de la música afromanericana.

A raíz del confinamiento, se propusieron hacer una canción al día para entretener a su hija. Nos cuentan que, a pesar de que Mia pronto perdió el interés -aunque eventualmente volvería a incorporarse-, Valentina y Miguel continuaron. Fue así como después de acumular varias canciones, decidieron crear el sello discográfico y publicarlas en la plataforma Bandcamp.

Hemos hablado con ellos para que nos cuenten más sobre este nuevo proyecto tan creativo fruto de la cuarentena.

Miguel, tu te encargas de la música, ¿de dónde surge la inspiración?

Puede surgir prácticamente de cualquier cosa. En muchas ocasiones es un disco que estamos escuchando que tiene un trozo que me parece sampleable. En otras ocasiones, experimentos con los instrumentos que hay disponibles en casa. Algunos momentos han surgido de manera completamente improvisada, como el día que Mia cogió el micro y se pasó casi cinco minutos improvisando letra y melodía sobre una base en la que yo estaba trabajando. Otros han sido un poco más premeditados, pero nunca demasiado. Todo se hace muy deprisa; por un lado, porque convivir todo el día con Mia es intenso y nos deja poco tiempo y por el otro, porque nos gusta mantener la frescura de las primeras ideas, no darle demasiadas vueltas.

¿Creáis con “lo que tenéis por casa”…como qué? 

A nivel musical hemos usado muchos juguetes de Mia y algún instrumento más “profesional” (de pequeño tamaño) como una melódica, un glockenspiel, casiotones y un pequeño sintetizador monofónico. Para la percusión hemos encontrado muchas posibilidades en la cocina: se puede hacer un gran sonido de caja golpeando un paquete de lentejas.
Nuestra colección de discos es también un recurso habitual, normalmente combinado con los otros instrumentos.

¿Cómo definiríais vuestro estilo?

Supongo que Lo-Fi Home Made Lockdown Music o algo así.

Hemos escuchado cantar a Mia en el VOL.4 y con la percusión en el VOL.2, ¿Qué es lo que más le gusta?

A Mia lo que más le gusta ahora mismo son las Witch -unas hadas de dibujos animados-. Pero en lo que se refiere a la música, creo que lo que más le gusta es bailar. Aún así, hace poco, nos dijo que de mayor quiere ser cantante. ¡Todavía no sabemos si nos ha gustado la noticia!

¿Qué os aporta a nivel anímico y emocional este proyecto? 

Supongo que nos ha servido para darle un poco de sentido a esta situación de ruptura con nuestra normalidad. El proyecto nos entretiene, nos divierte, nos ilusiona y hace que de este confinamiento salga algún tipo de creación que, con sus más y sus menos, le de un poco de sentido a un momento que, precisamente, es un sinsentido.

Valentina ha creado la imagen gráfica y nos gustaría que nos hablaras un poco del proceso creativo del logo del sello.

Tanto para la música como para el diseño la prioridad es conseguir el máximo resultado en el mínimo tiempo posible. Entre la niña, el teletrabajo, el día a día… hemos tenido que reducir el tiempo para la creación a pequeños momentos de acción (¡y pequeños espacios!).

A nivel gráfico, hemos creado la imagen del sello usando stamps hechos en casa con la colaboración de Mia, que luego Valentina retoca digitalmente. Usamos lo que hay en casa, así que la goma Eva y los acrílicos de la universidad han vuelto a ser nuestros mejores aliados.

El proceso creativo no tiene secreto, nos dejamos mover por nuestros instintos y gustos e intentamos llegar a un punto que nos haga sentir cómodos con nosotros mismos y con nuestro proyecto. Lo más interesante es que es una colaboración a tres bandas y todos aportamos y opinamos en todos los ámbitos, aunque no sean los nuestros.

¡Muchas gracias Valentina, Miguel y Mia por compartir con nosotros esta iniciativa tan especial!