La últimas novedades de la galería de arte La Plataforma
La últimas novedades de la galería de arte La Plataforma
La últimas novedades de la galería de arte La Plataforma
Art 2 weeks

La Plataforma: últimas novedades

Hoy, jueves 10 de septiembre, La Plataforma clausura Synkretismos, de Jorge Stasny. Y, para la ocasión, contarán con la presencia del artista.

Synkretismos es una invitación a observar cómo la iconografía urbana ha sido capaz de adaptarse a la proliferación incesante de imágenes, nutriéndose de ellas e incluyendo nuevos elementos a la semántica propia de la expresión plástica urbana. En palabras del artista, “me gustaría seduciros por el color y atraparos por lo simbólico”.

Si todavía no has tenido la oportunidad de visitar Synkretismos, puedes confirmar tu asistencia gratuitamente en este enlace, dado que el aforo es limitado.

El próximo 24 de septiembre, La Plataforma inaugura Gracias a la vida, una exposición individual de Matías Krahn.

En tres horarios diferenciados, el artista presentará la muestra en la galería, siguiendo un formato adaptado para garantizar la seguridad de los asistentes. Desde hoy mismo, puedes acceder a la reserva de entradas a través de este enlace.

Gracias a la vida, de Matías Krahn, es el trabajo más reciente del pintor chileno afincado en Barcelona en su faceta más vital y poética. Es un alegato a la vida en tiempos de miedo. Las pinturas que Krahn presentará en esta ocasión transmiten de una manera vitalista, simbólica y directa lo que el título de la exposición expresa: gratitud. Gratitud a lo que la vida nos da y a su continuidad, gratitud al arte, a lo sencillo, a lo misterioso que sostiene la vida en la tierra y especialmente a los elementos naturales que lo sustentan.

Algunas de las piezas de la exposición forman parte de una estrecha colaboración en el desarrollo de la imagen y arte del último álbum de la banda Sidonie “El Regreso de Abba” y la novela homónima de Marc Ros, cantante y guitarrista del trío barcelonés.

Matías Krahn trabaja en el terreno de lo simbólico a través de la representación de los códigos sutiles que rigen la vida, haciendo de su pintura una ventana y también un espejo entre dos mundos. Su obra reciente está dotada de una fuerza capaz de alterar el cuerpo, dar energía y permitirnos conectar con la vida.

Krahn define su trabajo por etapas de exploración en las que el afán de descubrimiento va acompañado de un deseo de libertad. Esta libertad, tanto en su vertiente más curiosa como en su forma más expresiva, está reflejada en sus piezas a través la riqueza matérica del color, la utilización de la luz y la sugerencia de la forma.