Disseny / Formación Hace 2 meses

Una alianza creativa por un mundo sin residuos

¿Qué papel juega el diseño a la hora de transformar los residuos en oportunidades?

Desde hace meses, BAU acoge a un equipo de investigadores del Plat Institute, una plataforma creativa de código abierto que, desde la investigación, la innovación y la educación, aborda los retos globales relacionados con la alimentación y la salud.

El artífice de esta aventura es Nacho de Juan-Creix, emprendedor, inventor y, como él mismo se define, imaginador. Como socio fundador y consultor de innovación de Plat, impulsa todo tipo de eventos sobre la gastronomía del futuro. Entusiasta e infatigable, tan pronto habla de aromas flotantes como de transporte aeroespacial, con “el potencial comercial de la creatividad” como divisa.

 

 

A partir de la colaboración, BAU ha proporcionado un espacio para que el equipo de Plat investigue con libertad e independencia utilizando recursos del centro y estableciendo sinergias con personal investigador y con el alumnado. Una de sus líneas de trabajo es analizar los residuos y otorgarles valor a través de un nuevo diseño. Y, a la larga, transformar un gasto en un ingreso.

El primer paso, pues, es recoger residuos útiles. Paradiso, por ejemplo, ha colaborado con 30 kilos mensuales procedentes de la actividad del bar. Paralelamente, vecinos de la zona han aportado 90 quilos más. Ya en el laboratorio, los residuos se clasifican por materiales, formas y colores, y empieza el proceso de rediseño. Entre los elementos resultantes, previa cocción en un horno, hay desde un mármol de cocina policromo hasta botones y complementos de moda. Objetos cotidianos, en este caso, con valor útil y estético.

Aunque el trabajo ya empieza a dar resultados, de Juan-Creix se marca un plazo de cinco años para conseguir la viabilidad completa del proyecto. No persiguen lanzar un producto concreto al mercado, sino generar un ecosistema fértil para la creación de start-ups.

El objetivo principal de la colaboración entre BAU y Plat es conectar el talento joven con la industria, es decir, reforzar el carácter profesionalizador de la etapa universitaria. Y seducir a las marcas para que entren en el centro y se integren en programas afines como el Máster Universitario en Diseño, el Máster en Diseño y Tecnología en Moda, o el Máster en Diseño de Branding y Packaging, entre otros.

 

 

Y es que la filosofía de Plat Institute tiene muchos puntos de encuentro con la visión del diseño en BAU. Una manera de trabajar basada en los principios de la economía circular, con todas sus implicaciones, desde la completa eliminación de residuos en todo el proceso creativo industrial hasta la noción del diseño como palanca de transformación social a escala mundial.

Un diseño funcional que resuelva problemas globales. Un diseño humanista en el que se reflejan investigadores como la alumni del Máster Universitario en Diseño Ana Otero, que también está desarrollando piezas de «cerámica» a partir de residuos alimentarios, como plasmó en su proyecto de investigación Pasta Fría.

La alianza Plat-BAU tiene una fecha marcada en rojo en el calendario, el 22 de octubre, cuando se montará una exposición en el centro para mostrar los hitos alcanzados. Asistirán, entre otros, altos representantes de ISWA (International Solid Waste Association) y SEQUAL INITIATIVE, entidades que velan por la eliminación de residuos y por la preservación de los océanos, respectivamente.

Esta primera presentación pública tendrá continuidad con el desarrollo de nuevos proyectos y la ampliación de los acuerdos con agentes de diversos ámbitos.

BAU consolida, así, el afán de participar activamente en los espacios creativos que deberán dar respuestas a las necesidades, cada vez más urgentes, de la sociedad y del planeta.