Agenda / Está pasando Hace 4 semanas

El TNC abre sus puertas al mundo contemporáneo

La nueva etapa del TNC, liderada por Carme Portaceli, marca la Diferencia.

Todo indica que el TNC ha tomado un nuevo rumbo, incluso su color corporativo ha cambiado del rojo por un azul intenso. Toda una declaración de intenciones para la nueva directora artística, Carme Portaceli, que estará seis años al frente de la institución catalana.

El eje vertebrador de la primera programación que lidera la directora valenciana radica en «la Diferencia». Portaceli, en la presentación de este nuevo curso, manifestó su preocupación por el crecimiento del totalitarismo, empeñado en no aceptar al otro; y desde el teatro se pretende combatir esta tendencia reescribiendo historias, compartirlas y sentir que somos una comunidad que necesita comunicarse los unos con los otros. Con esta premisa, Portaceli pretende transmitir que el TNC es casa de todos y al mismo tiempo, una puerta al mundo.

La nueva temporada del TNC invita a estar juntos a un lado y al otro del escenario. Juntos con otros teatros de nuestro alrededor más inmediato y también de un poco más lejos: Cataluña, Europa, Latinoamérica, África… De todas partes nos llegan historias preciosas, historias reales que son las que quiere explicar a nuestros escenarios, de la mano de las autoras y autores, historias de los barrios que tenemos a tocar…

En esta temporada no hay clásicos, pero hay un montón de propuestas, en total 38, para ser exactos. Se ha apostado por la dramaturgia catalana desde una visión contemporánea del siglo XXI, con residencias de compañías de casa. Un teatro con una mirada más intensa al mundo que nos rodea, desde la prostitución a la emigración, desde la obsesión por el triunfo al auge de la violencia y las propuestas totalitarias. También hay bailes catárticos para el público y una rica programación infantil. Hay nuevos lenguajes y producciones internacionales y muchas mujeres como autoras y directoras.

La programación comienza con un plato fuerte. Con una mirada diferente sobre la vida y la obra de uno de los grandes clásicos de la literatura catalana: Víctor Català, en verdad Caterina Albert, obligada a camuflarse bajo un seudónimo masculino por los prejuicios de la época. «La Víctor C.» de Anna Maria Ricart Codina es la primera obra dirigida por Carme Portaceli desde que es la nueva directora del teatro. La función podrá verse en la Sala Grande del 30 de septiembre al 7 de noviembre. Toda una declaración de principios que no se pueden perder.

Más información y toda la programación en la web oficial del TNC.