Arte Hace 6 meses

Entrevista al lighting designer Maurici Ginés

Justo cuando ha pasado un mes de la celebración del Urban Creative District en Poblenou, hablamos con Maurici Ginés, reconocido profesional del diseño de iluminación que inició su carrera a principios de los años 90, fundador de artec3 Studio y que ha llevado a cabo la realización de la instalación lumínica ‘Agua de Navidad’.

¿Cuándo y cómo empezó tu fascinación por el mundo de la luz?

Desde pequeño el exceso de luz o el deslumbramiento me ha molestado, debido a esto siempre me ha llamado la atención el hecho de entender cómo funciona la luz. Además, mi familia trabajaba en el mundo del almacén eléctrico y el tema luz estaba muy vinculado. 

Al adentrarme en la búsqueda de información, hablo del año 1990, de cómo controlar o trabajar con la luz para poder conseguir un buen confort y calidad de percepción, me di cuenta que era un espacio profesional que estaba poco explorado en España y así empecé a hacer mi camino dentro del mundo de la luz; haciendo diseño de iluminación, diseñando luminarias por mis proyectos y generando experiencias lumínicas que emociones a la gente. 

Mi primer proyecto, la Sala de Alta Tensión del antiguo Museo de la Ciencia en 1994, ya lo realicé trabajando todos estos aspectos.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cuánto tiempo tardas en realizar una pieza?

El proceso comienza con una idea, que generalmente es espontánea generada por una oportunidad de hacer alguna instalación o por un encargo. Esta idea surge motivada por el trabajo del día a día, por las cosas que vas compartiendo, viviendo, viendo, escuchando o leyendo. 

En el momento que hay una oportunidad de hacer algún trabajo se focaliza, toma forma y se pone sobre un papel. A partir de aquí se comparte con el equipo de Summalab con Victor Vinayamata y Ramón Ferreira, y junto con sus colaboradores, se generan storyboards, maquetas, contenidos de vídeo, se hacen pruebas de luz, de materiales y de interacción, continuando el proceso creativo y de producción hasta que se define y se realiza la pieza. El tiempo depende de la dimensión y complejidad de la pieza o experiencia lumínica, puede ir desde 15 días a meses.

¿De dónde surgió la idea original de la pieza?

La idea original surgió como respuesta al encargo de una instalación urbana sencilla y rápida de realizar, a la vez que poética y festiva, inspirada en la Navidad. A partir de esta premisa y de las limitaciones de presupuesto y tiempo, la mejor opción fue aprovechar la luz de los propios farolas de la calle. 

Pensé en la instalación lumínica que hicimos para el Llumbcn hace unos años, en el casco antiguo de Barcelona, llamada ‘Luz-y-Links’. Para su realización colgamos de las luminarias existentes de la calle unas cadenitas de aluminio de tres colores diferentes que cogían luz de las farolas y generaban un ritmo de brillos de colores metálicos para guiar a la gente entre las diferentes instalaciones lumínicas del festival. De esta forma se originó el proceso de diseño de la pieza.

¿En qué te inspiraste para crear el diseño?

Al buscar un material que iluminara con la luz de las farolas existentes, quería que fuera un material cotidiano. Me gustaba la idea de trabajar con algún elemento reaprovechado para dar una nueva vida a un material que sirve en realidad para otro cometido y comunicar un mensaje positivo para entender que podemos vivir en un mundo sostenible, donde la inventiva y la expresión artística no necesita de grandes recursos para poder manifestarse. 

Al ser una instalación lumínica por Navidad entendía que era necesario trabajar con colores. No sé cómo pero se me ocurrió hacer algo con botellas de agua de PET. Como era un material transparente y coloreado pensé que podría coger luz y generar brillos. 

Debido a que el elemento de apoyo de las botellas era un elemento lineal que se colocaba a las farolas, empecé a jugar con composiciones lineales con cromáticas inspiradas en temáticas de Navidad: el árbol, las guirnaldas, las estrellas. Al hacer las pruebas in situ nos dimos cuenta que para que las botellas cogieran luz de las farolas debían estar muy próximas a la fuente de luz. Este hecho originó que a las farolas les salieran alas, como angelitos, y finalmente este fue el diseño final de ‘Agua de Navidad’.

De todas las piezas de light-art que has hecho durante tu trayectoria profesional, ¿de cuál guardas un especial recuerdo, nos podrías decir por qué?

De todas tengo un recuerdo especial, ya que me gusta vivir el proceso de hacerlas y al finalizar las piezas ver cómo a las personas les genera una sonrisa o cómo se relacionan y conviven con ellas. 

Pero las primeras piezas de Llumversació, #1 a la #5, se convirtieron en un punto de inflexión. Eran mis primeras piezas de light-art por «colgar», y eran hechas con pocos recursos, construidas con policarbonato celular, filtros de teatro y leds. Eran muy sutiles, contaban con la esencia de mis inquietudes de trabajar con luz, de ambigüedad o de huir de la percepción visual de lo obvio, de composición entre colores físicos que generan colores virtuales. Con ellas tuve la oportunidad de hacer mi primera exposición de light-art en una galería.

Tu estudio artec3 Studio tiene oficinas tanto en Barcelona como en la Ciudad de México, ¿Existen diferencias entre los tipos de proyectos que se encargan desde cada ciudad?

El tipo de encargo generalmente es el mismo, viene de empresas, arquitectos, interioristas, galerías o de festivales de luz. 

En México también pueden venir de clientes particulares que se hacen una casa y ya que les hacemos el diseño de iluminación de su hogar y en ocasiones también quieren tener alguna pieza lumínica. 

Por suerte el mercado del light-art es bastante universal y hay mucha gente que se ve atraída por la luz, como diseño o expresión artística. 

En Barcelona destaco colectivos como Poblenou Urban District, ya que gracias a Gloria Morera y Claudia Costa y sus ganas de hacer cosas por el barrio, generan oportunidades como Agua de Navidad’ o el ‘Off Llum’ que hacen que el light-art pueda expresarse en la calle y formar parte de un barrio como el Poblenou.


Encontraréis las fotografías del Urban Creative District en nuestra redes sociales.

Vídeo de Marta Guillén