Arte Hace 4 meses

Vila Casas: Premio de Fotografía 2020

Desde 1998, la Fundació Vila Casas trabaja para la promoción de artistas contemporáneos y su obra mediante los Premios Fundació Vila Casas.

Los Premios Fundació Vila Casas se crearon en 2001. Desde entonces, se celebran anualmente y, de forma rotativa, se premian tres disciplinas distintas: fotografía, pintura y escultura. Siguiendo este criterio, este año se celebra el Premi de Fotografía de la Fundació Vila Casas.

La convocatoria para participar está abierta hasta el 14 de abril.

El jurado está formado por diversas personalidades relacionadas con esta disciplina. Hablamos de Álvaro Sánchez Montañés -ganador del último premio de fotografía-, la directora de Fabra i Coats Joana Hurtado, la gestora cultural Joana Roda, el coleccionista y fundador de la añorada sala Metrònom Rafael Tous, el vicepresidente de la Fundació Vila Casas Antoni Sagnier y su presidente, Antoni Vila Casas junto con el Director de Arte de la fundación Àlex Susanna Nadal.

  • Puedes consultar las bases de la convocatoria al completo aquí.

El certamen dedicado al talento fotográfico se celebró por última vez en 2017. La obra ganadora del Premio de Fotografía de la Fundació Vila Casas de ese año fue ‘Rocket’, del fotógrafo Álvaro Sánchez Montañés.

Formado en ingeniería aeronáutica por la UPM, la relación de Álvaro Sánchez-Montañés con la fotografía empezó a los 18 años cuando, de manera azarosa, adquirió una cámara Zenith en el famoso Rastro madrileño. Desde entonces, ha alternado el trabajo fotográfico con el de ingeniero aeronáutico.

Sus fotografías tienen un contenido poético brutal. En ellas, la relación entre el entorno natural y el artificial que conforman el hábitat del ser humano chocan, creando así situaciones de las que surge un nuevo tipo de belleza basada en la relación armónica de caos y orden.

Al Premio de fotografía de la Fundació Vila Casas de 2017 le siguieron en 2018 el Premio d’Escultura y en 2019 el Premio de Pintura.

Este año, veremos en el Museu Can Framis la exposición individual de Jordi Martoranno, ganador en 2019 por su obra Y-Zone.