La comunidad creativa cierra el Off Llum Bcn con una gran afluencia

Este pasado fin de semana 7 instalaciones lumínicas ubicadas en diferentes espacios de la comunidad creativa fueron, junto con el festival Llum Bcn, el foco de la ciudad. Una gran afluencia de público se acercó al Distrito Creativo para descubrir las instalaciones y propuestas lumínicas presentadas en esta 3ª edición del Off LLum Bcn.

Una edición celebrada ya en el formato habitual, donde durante tres días cerca de 20 mil personas visitaron las 7 instalaciones programadas en el recorrido lumínico Off Lum Bcn. Razzmatazz, Protopixel, La plataforma, Valkiria, BAU Centro Universitario de Arte y Diseño de Barcelona, ​​Galería Chez Xefo y ConnectHort abrieron sus puertas a la creación y la innovación acogiendo un conjunto de instalaciones heterogéneas y de calidad que hicieron posible abarrotar las calles del Distrito Creativo de la ciudad con una gran afluencia de público.

OracLED era la primera instalación de este recorrido. Ubicada en el pasillo exterior de Razzmatazz, combinaba vídeo mapping y pixel mapping para recrear un paisaje onírico en cuyo centro destacaba un oráculo lumínico. Una propuesta cautivadora e hipnotizante.

Siguiendo el recorrido, el espacio de Protopixel presentaba la propuesta de Artec Studio, capitaneada por Mauricio Ginés. Una instalación pensada para transportarte a ojos de una tortuga marina, recreando la confusión que tienen estos animales al ver una bolsa de plástico en la superficie del mar pensando ser una medusa. Una propuesta sostenible para concienciar sobre la importancia de cerrar el ciclo de producción, también llamada economía circular.

La galería La Plataforma acogía a la artista y diseñadora Marina Salazar (No queda Tinte) que presentaba la obra El Éxtasis de Santa María, una obra que transformada a una Virgen María abierta al mundo, desafiando las normas no escritas de un patriarcado en horas bajas y reconvertida en una fantasía Burlesque.

Muy cerca de ella, se encontraban las instalaciones los espacios de Valkiria, que presentaba Lazer Pupil, una propuesta interactiva de luz y audio en la que cada espectador tenía la posibilidad de proyectar su huella luminosa. Y justo al lado, Alumnis de BAU exponían su obra “Núcleo” transportándonos a nuestra pasada época escolar con efectos sensoriales con luces y sonoridades inmersivas.

La galería Chez Xefo exhibió la instalación creada por el artista Mauricio Ginés, llamada “Nuestro Mar Vibra” donde se reproducían recuerdos de luz de Barcelona. Una obra inspirada en la estela de reflejos que el sol produce en el agua cuando aparece en el mar Mediterráneo, de modo que la obra evocaba una mirada fragmentada de la salida del sol, sus reflejos en un mar propio.

El recorrido del Off Llum Bcn acababa en el espacio de ConnectHort, donde convivían un conjunto de instalaciones lumínicas de pequeño formato con una gran variedad de hortalizas dentro de este espacio agroforestal. Toda una experiencia en la que se tejían nuevos relatos de coexistencia para reflexionar sobre futuras tecnologías que intervendrán entre humanos y naturaleza.