Arte Hace 11 meses

La Escocesa crea Proyecto co-

La Escocesa es una fábrica abierta de creación analógica que, para dar cobertura a las necesidades de los artistas en las distintas fases de su trayectoria, ofrece espacios de trabajo y recursos para el desarrollo de proyectos. Durante este tiempo, han estado trabajando para afrontar la ‘nueva normalidad’ de un modo mucho más meditado, reconcebido y cuidado. Y así ha surgido Proyecto co-.

El Proyecto co- convierte La Escocesa en un centro de investigación artística para afrontar la crisis del Covid-19 y proponer soluciones.

El prefijo co-, proviene del latín cum y del indoeuropeo -kom, significa ‘junto’, ‘unión’ o ‘compañía’. Estas dos letras toman importancia capital ahora que el contacto es algo peligroso y de él han surgido nuevas realidades como la conexión virtual, la compañía ausente y el compromiso constantemente negociado. Urge pensar en comunidad en el virus, cohabitar con el virus y después del virus.

Un colectivo de artistas se ha reunido en La Escocesa para cosechar nuevas maneras de cohabitar los espacios públicos y culturales, construir planes de corresponsabilidad y seguridad social y compartir espacios de ayuda económicos y de cuidados.

Proyecto co- ofrece alternativas a la virtualización como única respuesta posible a la crisis del contacto entre cuerpos que deberá afrontar la escena cultural en los próximos meses.

El proyecto está formado por seis grupos:

El co-nsultorio conecta, comparte, comunica, y con suerte, cobra. El co-nsultorio se abre para informar, y cuidar, a todo el que lo necesite sobre ayudas y subvenciones disponibles, dentro y fuera del sector cultural.

La co-ctelera para conocerse, acompañarse, confiar y hacer comunidad. Este grupo se encargará de volver a llenar las calles con actividades que acompañen al desconfinamiento progresivo, contribuyendo a hacer perder el miedo a las vecinas y vecinos del barrio del Poblenou, y más adelante de  toda Barcelona.

El co-rpus, el cuerpo, el conjunto, el comienzo. Este grupo, de naturaleza interdisciplinar tendrá como objetivo devolver el cuerpo a la cultura de forma segura, imaginando y proponiendo paquetes de protocolos y medidas que puedan servir a centros culturales y a artistas individuales.L

Las co-municadoras diseñan, presentan e informan. Se encargan de comunicar los resultados de los tres grupos de acción a través de redes sociales, web y otros medios.

Las co-nectoras, unen, vinculan y operan. Se encargan del contacto interno y la correspodencia entre el proyecto y centros culturales, instituciones, administraciones.

Las co-nseguidoras a.k.a. fundraising, investigan, solicitan y ¡esperamos que consigan!. Se encargan de buscar fondos por parte de otros organismos para poder continuar el proyecto.

Estos seis grupos de trabajo se han articulado como un programa extraordinario de veinticuatro becas que La Escocesa ha ofrecido internamente a su comunidad, dirigiéndose, en especial, a sus miembros actualmente más vulnerables. De esta forma, la propia composición de los grupos ha funcionado como una primera medida interna, contribuyendo a relanzar la actividad y a auxiliar las economías de la comunidad artística. Mediante el proyecto co- La Escocesa pretende ofrecer alternativas a la virtualización como única respuesta posible a la crisis del contacto entre cuerpos que deberá afrontar la escena cultural en los próximos meses.