Está pasando Hace 3 años

Hablamos con el diseñador Antoni Arola

Antoni_Arola

Nos hemos citado con Antoni Arola en su estudio de Poblenou para conocer un poco más sobre él y sus proyectos, que tocan campos del diseño muy diversos.

En la actualidad, Antoni compagina su carrera profesional con la docencia, workshops, la experimentación artística e investigación lumínica.

¿Quién es Antoni Arola?

Antoni Arola es un señor… ya es un señor. Me ha costado mucho ser un señor, ser un señor que hace diseños. Más que diseños, diría que lo que hago es crear cosas, cosas diferentes, que tienen que ver con el arte y la plástica.

El diseño para ti es…

Es pensar cosas, pensar objetos, pensar espacios, maneras de vivir, plasmarlo y llevarlo a cabo para la gente.

Tus maestros…

Maestros tenemos muchos y de diferentes épocas que te sirven de referencia, pero depende del momento en qué me lo preguntes o si están vinculados al diseño o al arte o incluso a la música, podríamos hablar de unos o de otros. Si lo vinculamos exclusivamente al diseño, Achille Castiglioni es un referente para mí y me veo muy identificado con él porque trabajó mucho la luz, los objetos y también los espacios, exposiciones y montajes efímeros. Castiglioni fue un personaje que se rodeó de objetos. Cuando descubrí su estudio, me entusiasmé, porque tiene todo lleno de mierdas como yo [risas] por todos los sitios, por casa, por el estudio, … ideas que voy recogiendo, ideas en forma de objeto.

El estudio Antoni Arola tiene una gran trayectoria vinculada al diseño, a proyectos de interiorismo y a la luz. ¿Cuál es la fuente de inspiración cuando tienes un nuevo reto?

Con los años esto ha cambiado, ahora puedo decir que tengo el disco duro muy lleno y la fuente de inspiración es hacer una investigación interna, básicamente.

Cuando hablamos de investigación interna, hablamos de tus vivencias, de tus años de experiencia, …

Sí, ahora no busco mucho fuera, mis experiencias, los viajes, el cine, los libros, la vida… son ahora mi fuente de inspiración. Como ya soy un señor y, como decíamos antes, tengo el disco duro muy lleno, tengo mucha más seguridad que cuando era más joven y ahora voy a buscar más dentro que fuera.

Has participado por segunda vez en Llum BCN, la primera vez en Ciutat Vella y esta última vez en Poblenou, dos localizaciones muy diferentes. ¿Con cuál te quedas?

Ambas localizaciones me han funcionado para realizar los proyectos, pero puede que Poblenou con sus dimensiones, la posibilidad de hacerlo con espacios más abiertos con grandes fachadas, dé más perspectiva. El Gótico no tiene perspectiva, todo es mucho más cerrado.

Poblenou tiene un desorden natural que ayuda mucho para hacer este tipo de evento, tiene fachadas descubiertas, espacios y pasajes interesantes, donde se mezcla mucho la nueva arquitectura con la antigua, eso lo hace singular.

Los organizadores de Llum BCN sufrían en principio por si el público no iba hasta Poblenou, porque antes estaba en pleno centro de la ciudad y, finalmente ha sido todo lo contrario, un éxito brutal, creo que se habla de 170.000 personas asistentes.

¿Por qué las medianeras para tu proyecto de Llum BCN?

El proyecto de Llum BCN sale de un encargo de Poblenou Urban District. Esta asociación desde sus inicios ha soñado con la idea de proponer una iluminación para el barrio, diseñada por artistas y creativos, y ahora la colaboración con el Festival Llum lo hacía posible. Desde la asociación hubo dos premisas muy claras: una, la de no hacer una única pieza, sino hacer un recorrido que ayudara o identificará la zona del festival y dos, que el proyecto lumínico estuviera vinculado con el Poblenou.

Nuestra base del proyecto ha sido la medianera porque está muy vinculada al barrio, es un elemento que lo conecta, esto no pasa en Gracia, en el Eixample, pasa solo aquí. Tenemos muchas medianeras y se van repitiendo, un “skyline” muy recortado por las fábricas bajas, edificios altos, hay mucha descompensación arquitectónica y eso nos parecía muy interesante. Además, la medianera se ha tratado como un espacio malo, inacabado, y hemos querido darle valor. Lo que hicimos fue aplicar la luz del atardecer, cuando el sol está muy bajo y los días de invierno que el cielo tiene nubes y el sol entra, se iluminan estas fachadas con luz anaranjada. Lo que hemos intentado es reproducir este efecto natural.

Llum BCN 2018

En el estudio es un no parar y supongo que estáis en muchos proyectos…

Sí, es un estudio multidisciplinar, hacemos cosas muy diversas, muy diferentes. Hacemos diseño industrial, de instalaciones, de interiores, de objetos, hay un poco de todo. Lámparas siempre tenemos, es un trabajo que a mí especialmente me gusta mucho. La luz es principalmente el hilo conductor de lo que estamos haciendo actualmente, nos hemos ido desviando de una manera intencionada especializándonos en este campo. Ya puede ser una lámpara como una instalación, podríamos decir que dominamos y domesticamos a la luz.