last_stains_of_summer_Giacomo_Tonoli_Photographer
Está pasando Hace 7 years

“The remaining Stains of Summer” en Addicted to Life

 

last_stains_of_summer_Giacomo_Tonoli_Photographer
© Giacomo Tonoli

 

“Mediatización: estado de formular y percibir la realidad desde lógicas generadas en los medios de comunicación narrando hipótesis concretas a los espectadores. El formato de la mediatización puede darse desde series de tv, noticias u otros formatos que construyan discurso sobre un contexto”

Del libro “Mundo Consumo” Z. Bauman. Paidós 2009

E. Goraieb (Beirut 1960) cumple un objetivo claro mediante su labor artística: pretende des-virtualizar el fenómeno de la información de significados desde la contemplación como forma de análisis. Y la tarea no es fácil…

El artista, observa su entorno occidentalizado para ver, desde una mirada crítica, las formas que tiene el capitalismo y el sistema Neoliberalista, para des-naturalizar las sociedades contemporáneas desde el mismo eje: la difusión de la información “seleccionada” como única fuente de información del saber. Esta doctrina regularizada de forma internacional (mediante el fenómeno “Globalización”, que parece haber pasado de moda, y al que se le daba visibilidad desde de 4 tirados en una plaza), se ha implantado desde nuestra existencia en forma de consumo informativo, de conocimientos que nada tienen que ver con la experiencia y la practica del ser en el mundo (ese fenómeno anticipado por Heidegger) desde los dispositivos como única fuente de aprendizaje ante la existencia.

Este canal único de lógicas (he de estar comunicado 24 horas al día), en el que se ha convertido la vida cotidiana, es el que Goraieb critica y pone en cuestión a través de su práctica. Su trabajo se dirige así, en una labor no solo artística o reivindicativa mediante un lenguaje creativo, sino en un ejercicio práctico y personal para desvincularse de un mundo que le reclama una obligatoriedad de flujo de trabajo constante, de supervivencia ante la brutalidad pudiente de lo que supone el triunfo, la economía, el símbolo social o lo laboral como forma ficticia de triunfo. Esta ultima idea supone aunarse al concepto de la “Inconsciencia colectiva”, de la que parece que mucha gente se enorgullezca realizando labores que mas que trabajar para el bienestar social, trabajan para alcanzar una cima ficticia de bienestar propio. Eric reclama en voz alta un modelo de conciencia, de relaciones, de formas de ver y formas de sentir, y esa actitud es mas que necesaria actualmente, donde se confunden ideas, se glorifican ídolos solo por el hecho ser, ser guapo, planteando un ser humano mas cercano a un brutal animal que a una persona humana.

 

Foto de la obra de Eric Goraieb de Giacomo Tonoli
© Giacomo Tonoli

 

No obstante, el ejercicio que realiza Goraieb, para encontrar su conexión entre su ser y la naturalización del mismo como vuelta al origen de la existencia del ser humano, muchas veces queda en un inútil intento frustrado para hablar de una necesidad que todo ser humano reclama: pensar en si mismo ante el mundo, en las formas de existir y pensar, en las sociedad como colectividad o en el bienestar social, ya que parece ser que el poder que la información a la que destinamos diariamente una media de 14 h diarias, se legitima en la sociedad mediante capas de significado que se apoderan de la audiencia y que acaban actuando de una forma des-humanizada, con tal de integrarse en un grupo común, con la finalidad de ser aceptado, sin saber el porqué. Tan solo para llegar a una hipotético bienestar basado en la imagen y el capital económico como sinónimo de victoria.

Sin embargo, Goraieb, define muy bien su trabajo desde su práctica.

“-No se trata de realizar arte por el arte, debemos buscar nuevos lenguajes que conjuguen con la actualidad”

Eric, de esta manera, nos habla de una ética y practica personal entorno a una situación que critica duramente, y a la que decide tomar desde el combate y el sufrimiento que implica su acción pictórica, para que los espectadores comprendan su acto artístico como una reivindicación a los mas primario del ser humano: la vitalidad, la fuerza, el trazo o la expresión directa del sentimiento. Un ejercicio que permite comunicarnos con lo primigenio del ser, observando desde la contemplación el entorno, tal y como hace notar en sus últimos trabajos, Lillies, Morning shower o Rainy day in Shanghai (2015), donde el artista toma conciencia de su apreciación por las historias personales y el contexto como escenario de las mismas.

Su trabajo, además, se perfila desde el campo del arte como una forma reivindicativa de la misma. Trabajos que no se componen desde el lienzo mas tradicional o desde el arte povera como lenguaje: el propio lenguaje del arte es la forma en la que el artista tiene para mostrar su lucha ante el mundo y él mismo. Por esa misma razón, las obras se enmarcan como una obra completa: el soporte configura el trabajo tanto como el contenido, y el bastidor pasa de ser un mero soporte para la expresión para convertirse en la expresión en sí.

Conversar, observar, meditar, relacionarnos y tomar consciencia. Dura tarea a realizar si deseamos crecer personalmente como sujetos mediatizados.

Daniel Gasol de Oficina36, a dirigido la gestión artística de la exposición Remaining stains of summer y ha redactado el texto.

Addicted to Life da un giro de 180º renovando su estructura interna. Con afán de ampliar su cartera de servicios, el espacio se ha constituido de un nuevo sistema de paredes móviles. Este nuevo sistema va a ofrecer a sus clientes soluciones a la “carta” en función de las necesidades de cada evento.

Este mes de octubre, con la exposición: The remaining stains of summer de Eric Goraieb, Addicted to Life se inaugura como galerista. Para esta ocasión, se han reconvertido los 350m2 diáfanos de main room en un multi-espacio segmentado, delimitando distintas áreas de exposición. Todo ello, gracias al nuevo sistema de paredes móviles.

Addicted to Life es una plataforma creativa experimental que produce y co-produce eventos y proyectos con un denominador común: una visión positiva, colaborativa y artística. El espacio, una antigua nave rehabilitada del barrio de Poblenou de Barcelona, alberga exposiciones, eventos gastronómicos, musicales, cinematográficos, literarios y una tienda-galería en la que se pueden adquirir objetos y ropa de segunda mano. Con “The Remaining Stains of Summer”, Addicted to Life inaugura su actividad como galería de arte.


Addicted to Life

Carrer de Pujades 156 Bis

(+34) 684 337 263